ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 UNA BREVE RESPUESTA A EHK

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
bloquemarxista



Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 12/01/2011

MensajeTema: UNA BREVE RESPUESTA A EHK   Vie Abr 08, 2011 5:30 am

Los compañeros de EHK hicieron estas preguntas ¿El Capitalismo crea la lucha de clases?
- ¿ ...y por pelear los proletarios se dan cuenta de la necesidad del Comunismo?
- ¿El partido existe para generalizar la conciencia comunista tanto antes, durante y después de la insurrección?
- ¿El partido no se hace el Estado, pero tampoco puede alejarse de los órganos de poder?
- ¿Sin partido, la generalización de la conciencia comunista es imposible?
- ¿Los miembros del partido..., queremos estar presente en los consejos?...
nosotros con las limitaciones que tenemos intentamos responder en la siguiente forma:
- ¿EL CAPITALISMO CREA LA LUCHA DE CLASES?
El modo de producción capitalista consiste en la reproducción y acumulación de capital a expensas del trabajo no pagado que extrae el burgués del proletariado; en la que estos dos no son más que personificaciones de los extremos de tal relación fundamental. Por un lado el burgués, y su apetito de ganancia responde a la necesidad objetiva del capital de seguir reproduciéndose y acumulándose a expensas del otro extremo de la misma relación, el asalariado, quien lucha por un intercambio más justo de su fuerza de trabajo por el salario, lo suficiente para poder vivir en condiciones adecuadas. En la sociedad capitalista ambas clases luchan por tener una mayor participación de la jornada de trabajo; por un lado el burgués que intenta en la medida que le es permitido ampliar la parte del sobretrabajo o plustrabajo, y por otro lado el proletariado que trata de defender el trabajo necesario o su salario y en ocasionales momentos por intentar buscar su incremento, por ello al interior del sistema se da permanentemente una lucha intestina entre las clases sociales que la componen, la misma que ocasionalmente se expresa política y socialmente con paros, huelgas en las calles o en las fábricas o levantamientos de los trabajadores.
Pero el proletariado no solo representa la parte variable en el capital, el salario, sino también encarna a las fuerzas productivas en la sociedad capitalista, la misma que está en permanente choque con las relaciones de producción imperante que a cada momento obstruyen su libre desarrollo. El desarrollo de las fuerzas productivas tienen la posibilidad de reducir la jornada de trabajo, porque este es más productivo, incrementar los medios de vida de los productores, satisfacer las necesidades básicas del mundo, pero por las relaciones capitalistas de producción, pasa todo lo contrario, se incrementa más la jornada de trabajo a través de la ampliación absoluta de ella o de su intensidad, los productores son partícipes de una cantidad cada vez menor de sus productos, el interés privado obstaculiza el desarrollo libre de la ciencia, puesto que cualquier trabajo científico en el capitalismo esta destinado a intensificar más la explotación de los asalariados y los recursos naturales.
Las fuerzas productivas en choque con las relaciones de producción al interior del modo de producción capitalista dan pábulo a la lucha de clases, a la lucha de los agentes económicos de la sociedad, a la lucha del proletariado y la burguesía.

- ¿ ...Y POR PELEAR LOS PROLETARIOS SE DAN CUENTA DE LA NECESIDAD DEL COMUNISMO?
No, porque si fuera así, ya estaríamos viviendo en una sociedad comunista, o celebrando el centenario de la revolución. La lucha de clases, es la expresión social y política de la dinámica interna entre los factores de la producción, la fuerza de trabajo y el capital, en la que el proletariado se ve como otro frente a la burguesía, pero dentro de la misma relación de capital. Es decir que el proletariado al tensar espontánea e instintivamente las cadenas que le atan al capital, al exigir mejores condiciones de vida o un salario más justo, lo que hace no es más que reafirmarse como capital variable, como otro idéntico en relación al capital, porque reconoce su sumisión y de que no puede vivir sin el capital, quien para él es su otro complementario, es una lucha entre propietarios (propietario de su fuerza de trabajo contra el propietario del capital) por un intercambio justo de sus propiedades. Es algo que el asalariado debe de hacer siempre, porque sino su vida caería a la miseria, puesto que, en el capitalismo se tiende a bajar históricamente el salario del obrero, la lucha es la vida diaria del asalariado, y en determinados casos esto puede adquirir un carácter generalizado y/o nacional, y hoy como vemos en estos últimos tiempos, internacional.
Pero todo ello no le hace consiente de la necesidad de revolucionar la sociedad, en una sociedad comunista, el materialismo histórico no se aprende en las calles de forma automática por el solo hecho de incrementar la combatividad, ya vimos que cuando el proletariado instintiva y espontáneamente luchando intenta salir del marco político y económico que impera, es salvajemente reprimido y masacrado por dictaduras o gobiernos que antes se jactaban de democráticos, o su conciencia es captada por la democracia burguesa para replegarlo nuevamente, a ensimismarlo. Es cierto que el proletariado de sus luchas puede aprender, pero solo es cierto tal aprendizaje si hay una minoría que en momento de retroceso ideológico y dispersión política mantiene y conserva el materialismo histórico y la memoria histórica de esas luchas, saca las lecciones, racionaliza nuevamente la realidad en la que se plantea la lucha para replantearla nuevamente corrigiendo los errores en las que se haya caído anteriormente.
La necesidad del comunismo y la posibilidad de este en una realidad dada, es producto de un largo y disciplinado aprendizaje del materialismo histórico y su contrastación con la realidad nacional e internacional por un pequeño sector del proletariado, es natural que los amplios sectores obreros sean ajenos a estos análisis, solo su vanguardia, el sector más inquieto de ellos hace este trabajo orgánico previo a la lucha de masas. Para que el proletariado se levante como una clase consiente de su papel histórico frente a las demás clases y revolucionar las relaciones mercantiles a su necesario devenir el comunismo, previamente debe de tener el conocimiento sustancial y pericial de aquello en la que incidirá su fuerza, su inteligencia, su trabajo y que pretende transformar, es decir tener el conocimiento de las relaciones de producción capitalistas y del desarrollo de las fuerzas productivas, de su dialéctica interna en su realidad nacional e internacional, para tener claro el carácter de la revolución; posteriormente debe de evidenciar claramente la correlación de fuerzas de las clases que coexisten en esa realidad, de sus intereses políticos para plantear las alianzas coyunturales si fueran necesarias, y posteriormente tener amplio conocimiento de la memoria histórica de la lucha de clases mundial para poder prever a cada momento el resultado de la lucha inmediata y dar una respuesta oportuna a los intentos de desviar la lucha con una maniobra astuta de la burguesía infiltrada en el movimiento. Como vemos el proletariado debe de ser consiente previo a la lucha de la necesidad objetiva del comunismo, la misma que la asumimos por el estudio del Materialismo Histórico, sobre la acumulación capitalista, la tasa de ganancia media, el nivel de la Composición Orgánica del capital, el nivel o la tasa de salario histórico relativo, y todo aquello que comprende el estudio de El Capital, para evidenciar el derrumbe del capitalismo, que este ya no pueda dar de sí mismo. Y para saber plantear las tácticas políticas adecuadas y precisas al movimiento de masas, debe de tener un apoyo de la memoria histórica del proletariado, de sus luchas pasadas y de las razones o coyunturas que coadyuvaron a la derrota del proletariado.
Hoy vemos con tanta impotencia como los levantamientos masivos de la clase obrera en el medio oriente son aplastado salvajemente, son desviadas a ilusiones democráticas, en fin como se convierten en derrotas, todo ello por falta del partido, de su sector consiente que pueda plantear la sociedad comunista como una alternativa seria; esto nos demuestra que el partido no se construye en las luchas mismas, en las calles; los militantes, sus intelectuales requieren de un largo proceso de desarrollo en la que se tiemplen, se preparen orgánica, política y teóricamente. Nosotros consideramos que estas luchas serán aprendidas por el amplio sector del proletariado a través de la experiencia, si existe una minoría que pueda mantener la continuidad teórica y política en el necesario e irremediable retroceso ideológico de las masas obreras y en su dispersión política.
- ¿EL PARTIDO EXISTE PARA GENERALIZAR LA CONCIENCIA COMUNISTA TANTO ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA INSURRECCIÓN?
En la gran política, en la que se determinan la conservación o el avance a la revolución de la sociedad decadente actual, las clases políticas cuyos intereses están en contienda no van directamente al campo político, sino son mediados por sus intelectuales orgánicos, por su partido, que son la encarnación política de sus intereses; el proletariado no podía ser la excepción.
Debemos de entender que el partido es la parte o el sector consiente de la clase asalariada; es decir que son los que tienen el conocimiento riguroso y científico del porvenir de la lucha de clases, el papel que debe de desempeñar la clase para cumplir su tarea histórica de revolucionar las relaciones de producción capitalista. Es decir debe de ser su vanguardia en la lucha revolucionaria no solo para la toma de poder, sino fundamentalmente para la transformación de las relaciones capitalistas de producción (que en la actualidad por su desarrollo han adquirido enorme complejidad) a su necesario devenir en relaciones comunistas de producción. Para ello no solo debe tener conocimiento de la historia política de la lucha de clases; los resultados concretos de los históricos levantamientos de la clase obrera en el mundo; de las salidas astutas que ha armado la burguesía para evitar la revolución, es decir no solo debe tener conocimiento de la memoria histórica de la lucha de clases en la que el asalariado esta inscrito; sino fundamentalmente del materialismo histórico, de las leyes, tendencias de las relaciones de producción y su contradicción con el desarrollo de las fuerzas productivas que como diría Marx, son las que se imponen como férrea necesidad; y digo que es importante tal conocimiento porque la despreocupación se evidencia históricamente en que una vez con el poder, el proletariado no supo que hacer con ella, cómo organizarse para prescindir del mercado, del dinero, del capital por lo que tuvieron que devolver a su burguesía nacional para que ellos nuevamente los gobierne.
Respondiendo a tu pregunta, si el partido existe es porque el proletariado como clase ya tiene una conciencia revolucionaria aunque aun sea un sector pequeño de la clase, el partido; el partido existe para que pueda fundir en la masa espontánea de la clase trabajadora la teoría revolucionaria, la necesidad objetiva que avanza en el seno de la sociedad capitalista, la necesidad del comunismo, el partido es para convertir la lucha espontánea de los trabajadores en lucha revolucionaria a través de la acción política que adopta diferentes formas según los diferentes momentos del ciclo de acumulación capitalista (la agitación, la propaganda, la organización). Hacer del materialismo histórico sentido común en la conciencia de los trabajadores, de tal forma que una vez con el poder la clase sepa como revolucionar las relaciones de producción capitalista en relaciones de producción comunista y prescindir del dinero, el intercambio, etc.
Como Ud. dice generalizar; sabemos que la vanguardia de la clase asalariada tarda años en aprender el enorme y complejo modo capitalista de producción, la memoria histórica de la lucha de clases del proletariado; la el sector mayoritario aprenderá en unos meses si y solo si su vanguardia esta a lado, presente, quienes tenemos el deber de abreviar los dolores del parto.
¿EL PARTIDO NO SE HACE EL ESTADO, PERO TAMPOCO PUEDE ALEJARSE DE LOS ÓRGANOS DE PODER?
En principio cuando hablamos del Estado, no debemos de concebirlo en una forma abstracta o pura por encima de las diferentes formaciones sociales, sino dentro del modo de producción en la que impera; puesto que el Estado es la forma política, orgánica y armada que adopta los intereses históricos de la clase que en ese contexto ejerce el poder de opresión a la otra clase. Así el estado burgués actual, tal como lo conocemos corresponde al actual modo de producción, responde a los intereses históricos del capital, aunque se nos manifieste aparentemente como un instrumento imparcial, en el que los diferentes sectores de la burguesía se pelean por presidirla, juego en la que también están metidos algunos sectores de la clase obrera. Este estado nació con las revoluciones burguesas o más precisamente es el resultado del ascenso de la burguesía como clase dominante en relación a las demás clases que le precedieron, la nobleza terrateniente, los siervos y a la que le sigue desde su surgimiento el proletariado. Es cierto que antes de su ascenso político y por encima de las demás clases, este ya se perfilaba en las mentes de intelectuales filósofos como John Locke, Rousseau, Montesquieu, Hobbes, es por que en las relaciones emergentes ya se veía la necesidad de la formación orgánica política de instituciones de acuerdo a los intereses de la joven y ascendente clase burguesa, llamada en ese entonces a hacer la revolución. Por otra parte debemos de precisar también que para la aparición de este Estado moderno burgués, se tuvo que destruir en lo que fuese necesario el estado monárquico absolutista, que corresponde a relaciones decadentes de producción frente a la burguesía, a veces fue más cruento y radical como Francia, en la que su nobleza no tuvo la capacidad y el tiempo para adaptarse y otras casi pacíficas como la Inglesa, cuyos aristócratas terratenientes feudales vieron en el capitalismo una salida para su sobrevivencia.
El Estado capitalista tal como lo conocemos y su constitución que le da vida, consagran las necesidades de la burguesía como clase dominante, defienden a ultranza la propiedad privada sobre los medios de producción, la libre explotación del trabajo ajeno y las mismas leyes represivas que sólo se aplican a los asalariados. Es una constitución exclusiva y excluyente de los burgueses y para los burgueses. Pero hoy la burguesía y las relaciones de producción que representan, han devenido en decadentes, anacrónicas, conservadoras; cuyas instituciones políticas que la representa solo cumplen la función de mantener a esta clase encima del proletariado a costa de nuestra sangre y explotación, es por ello que para nosotros las formaciones e instituciones políticas no tienen mas contenido que el económico social, y el estado actual no es mas que la forma institucional política de las relaciones capitalistas encarnadas en la burguesía, y no como pretenden hacernos creer los liberales, intelectuales del capital en que el estado es independiente e imparcial a las clases sociales.
Marx, en la Crítica del programa de Gotha señaló que entre la sociedad capitalista y la sociedad comunista media el período de la transformación revolucionaria de la primera en la segunda. A este período corresponde también un período político de transición, cuyo Estado no puede ser otro que la dictadura revolucionaria del proletariado
En ese mismo sentido, el Estado Obrero no es la continuidad del Estado Burgués, sino es la constitución posterior a la destrucción del Estado cuyo contenido sustancial son las relaciones capitalistas. El Estado Obrero es la constitución de nuevas instituciones que posibiliten llevar a cabo el tránsito del modo de producción capitalista actualmente decadente a las relaciones de producción comunista. Nosotros, consideramos que solo es para ello, para la transición de un modo de producción a otro, porque lo que diferencia del burgués y todo los que le precedieron, el Estado Obrero no es para ejercer la opresión de una minoría sobre una mayoría social, sino la mayoría social productora sobre la minoría burguesa parasitaria, ejerciéndose una verdadera democracia de los trabajadores y una dictadura en relación a la burguesía; por ello, el Estado obrero es la última forma histórica de la opresión de una clase a otra, por que es precisamente para abolir las relaciones de producción que dieron pábulo a la división de clases, para socializar la producción y abolir la propiedad privada de forma progresiva.
Este estado es transitorio, por que la opresión que ejercerá el proletariado en relación a la burguesía es transitoria, en la medida que la despojemos de su naturaleza, de su propiedad privada. Destruiremos el Estado burgués para que se yerga el Estado obrero, el cual desaparecerá con la desaparición de la necesidad que le dio origen, la abolición de la propiedad privada y las relaciones mercantiles capitalistas; lo que se conoce como una dictadura de la clase obrera en relación a la burguesía, es una democracia para la mayoría mundial, el proletariado.
<<Una vez superado el cretinismo de la propiedad privada burguesa y el consecuente divorcio entre producción y consumo, la movilización de los enormes recursos humanos y materiales que demandan las distintas pulsiones particulares de las empresas capitalistas vendedoras en competencia mutua para incidir sobre los consumidores, pierde toda razón de ser y desaparece. Su lugar en la historia es ocupado por la alternativa relación libre, democrática, solidaria, inteligente y activa entre los productores-consumidores asociados de las distintas empresas socializadas en cada rama industrial. >>. GPM
¿Y cual es la relación con el Partido Comunista? Debemos de ser consientes que no es posible abolir la propiedad privada o despojar de su posición privilegiada a la burguesía de golpe, se requiere además de un instrumento de poder, de un partido, para hacerlo progresivamente, primero a la burguesía transnacional, imperialista y burguesía nacional grande o mediana quienes tienen en su poder la producción de los bienes de capital, es decir de los medios de producción, las máquinas y los sectores de producción importante, para después con la pequeña burguesía, quienes pueden ser aliados tácticos para la toma de poder, posteriormente son un peligro para el proletariado porque representan aun los intereses y las reminiscencias de la propiedad privada; y por ultimo a los cuentapropistas o los pequeños patronos, quienes encarnan los prejuicios del capital contra el comunismo. Para todo ese proceso se requiere no solo un órgano de poder como Uds. lo dicen, sino militantes en la cantidad y calidad suficiente para garantizar la transición.
Recordemos que el Partido es el sector más consiente de la clase obrera, este tiene la función esencial, antes y después de la toma del poder, la de difundir el materialismo histórico, la necesidad objetiva de la producción, y la claridad sobre las tácticas más adecuadas de la transición del capitalismo al comunismo. La única garantía de que esta transición se dé, es que el partido generalice el materialismo histórico, después de la toma de poder en toda la clase obrera y borrar los prejuicios del mercado y la propiedad privada metida en la sesera de los obreros por siglos, especialmente en las jóvenes generaciones, para ello debe de hacer uso del órgano de poder, el Estado Obrero, para hacer efectiva la voluntad histórica del proletariado.
El partido no es el estado, el estado obrero se irgue sobre la organización política y orgánica de la clase obrera, sobre organizaciones democráticas obreras, que puedes ser soviets o consejos, asambleas u otro, siempre que garantice su naturaleza política y democrática de clase, y su representación de los diferentes sectores de producción.
El partido debe de estar en todos estos órganos democráticos, puesto que es el único que puede garantizar el cumplimiento de las tareas históricas de la clase, y no se dejen espacios para posiciones fundadas en el prejuicio burgués del mercado y la propiedad privada.
El estado obrero no es una organización espontánea de la clase obrera, sino una construcción de acuerdo a los intereses y las necesidades históricas de la clase, la transición del capitalismo al socialismo; el partido no es el estado, pero juega un gran papel en la administración, no pretenderemos dar espacios para que la propaganda burguesa y sus agentes hegemonicen la administración en pro de sus intereses; la propaganda y la educación fundada en la ciencia, el desarrollo de las fuerzas productivas y de las mejores condiciones de vida de la humanidad será el respaldo de la tarea transformadora, y la que a la larga en una sociedad comunista en la que no existan clases sociales, el partido comunista sea ya prescindible.
El partido con el Estado obrero revolucionará a la vieja sociedad burguesa, con sus clases y sus antagonismos de clase, sustituyéndola con una asociación en que el libre desarrollo de cada uno condicione el libre desarrollo de todos. ¡De cada cual, según sus capacidades; a cada cual según sus necesidades!
Socializar las empresas capitalistas sean grandes, medianas o pequeñas pasa por la condición de que el partido revolucionario disponga un cantidad de militante teóricamente preparado y moralmente probado en los avatares de la lucha de clases, en suficiente número como para garantizar que el control obrero se cumpla eficazmente en el conjunto de la economía confiscada.
Somos consientes de que los mismos trabajadores no podrían gestionar las empresas en las que laboran sin que el prejuicio pequeño burgués vuelva renacer en ellos (especialmente en los asalariados no comunistas), la ilusión de volverse propietarios de sus empresas, de producir para ellos; nosotros hemos visto en la revolución rusa que tales problemáticas han sido planteadas en la práctica material de la revolución, en la que los militantes del partido deben de asumir la responsabilidad de saber lo que se debe hacer en relación a tal; lo cual no es producto de a espontaneidad sino de un proceso de aprendizaje de la naturaleza de las relaciones de producción y de la memoria histórica del proletariado.
- ¿SIN PARTIDO, LA GENERALIZACIÓN DE LA CONCIENCIA COMUNISTA ES IMPOSIBLE?
En ello hay mucha razón; puesto que como ya dijimos anteriormente, el proletariado en sus luchas callejeras en la que se reivindica como capital variable al pedir condiciones más justas de intercambio de su fuerza de trabajo por un salario, en su lucha instintiva es imposible de transcender y convertirse en revolucionaria; se requiere de su sector más consiente, mas esclarecido quienes tienen el deber de propagandizar el materialismo histórico, sus intereses históricos, develar a los oportunistas y el engaño de la patronal.
La vanguardia revolucionaria, los comunistas o el partido, la parte o el sector más consiente de la clase trabajadora debe tener una preparación previa al levantamiento de la clase; tal preparación pasa por desarrollar el materialismo histórico, la conciencia de clase de los trabajadores; pues como diría Lenin en su "¿Qué Hacer?": "SIN TEORÍA REVOLUCIONARIA NO PUEDE HABER MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO"

- ¿LOS MIEMBROS DEL PARTIDO..., QUEREMOS ESTAR PRESENTE EN LOS CONSEJOS?...

Estimados compañeros partimos de la premisa de que los soviets o consejos obreros, son el resultado del desarrollo político del movimiento proletario; la politización de las masas hacen ver cada vez más la necesidad de crear organizaciones amplias, solidas y lo suficientemente capaces de poder desarrollar la conciencia política en la clase trabajadora; aun antes del levantamiento de la clase, capaz de llevar las luchas económicas aisladas a una esfera política y general que incumban a la gran mayoría de la masa obrera.
Al ser una organización democrática del la clase obrera en la que los mismos asalariados puedan decidir sobre su movimiento, y una síntesis de la politización del movimiento, aquí no solo cabrán los comunistas, sino los históricos dirigentes, los agitadores, los anarquistas, los socialdemócratas, (hasta) oportunistas y toda forma política que adopte el proletariado de acuerdo al nivel de su conciencia; en la que los comunistas deberán siempre hacer la defensa de la independencia política de clase, plantear el programa y sus tácticas de la forma más solida que obligue a los demás, quieran o no, seguir una política de clase en perspectiva de la revolución. Los comunistas deben de estar en todas las etapas del desarrollo de los consejos obreros, velar por los intereses inmediatos e históricos y generales del movimiento proletario; ya que de esto depende cuan maduro esta el movimiento para derrocar a la burguesía y erguirse como una alternativa para la humanidad.
Recordemos que el poder revolucionario no lo toma ni ejerce el partido sino la clase obrera políticamente organizada; organizada en consejos obreros; las cuales tienen como condición necesaria de existencia la presencia permanente y determinante de los comunistas en su seno, es decir del partido revolucionario. Como diría Trotsky “Los comunistas, ni que decir tiene, en todas las etapas de la lucha actuarán con sus banderas desplegadas”, y como dice el Manifiesto Comunista: Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos; pues son los intereses históricos y generales de toda la clase proletaria.
Los comunistas son la única garantía de que se haga posible una revolución, la claridad de su conciencia hace que devenga en dirección, y su lucha permanente en el seno del movimiento contra las formaciones políticas de toda laya son determinantes para su madurez política y su capacidad en la toma de poder.
A la pregunta si queremos o no, no cabe respuesta en esos términos puesto que nuestra acción política no están determinada por nuestra voluntad o parecer, sino que esta claramente delineada en el materialismo histórico, en la necesidad objetiva de la realidad, que deja muy poco o ningún margen a nuestra voluntad subjetiva; debemos estar si o si en los consejos obreros.

fraternalmente
bloque marxista de propaganda
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
UNA BREVE RESPUESTA A EHK
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Respuesta a la repuesta que Sibilino Rodríquez da a Montaner
» Así es la dictadura China, en breve los nuevos amos del mundo
» Carta del marido a la esposa (y su correspondiente respuesta!)
» La única respuesta efectiva es: REVOLUCION
» Beber cerveza moderadamente mejora respuesta inmunologica del ser humano

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Debates :: El papel de Partido Comunista dentro de la Revolución Proletaria Mundial-
Cambiar a: